El oro como protección frente a la inflación

Actualizado: ago 5

Además de la velocidad a la que se va a recuperar la economía global del impacto que ha supuesto la pandemia de coronavirus, el otro indicador que mantiene en vilo a los analistas e inversores de todo el mundo es la inflación. Su posible crecimiento por encima del 2% anual constituye un motivo de preocupación y, a la vez, de oportunidad para el mercado del oro, un activo que acredita una excelente protección en momentos de alta inflación. En este post vamos a ver qué relación hay entre la inflación y el oro.



El mercado mundial del oro está ahora mismo pendiente de la evolución del índice de inflación en los Estados Unidos, que puede influir de forma decisiva en el futuro del precio del oro y provocar que los tipos de interés de la Reserva Federal Americana vuelvan a subir, después de muchos meses inmovilizado en torno a cero.


Las últimas estimaciones realizadas desde la Fed apuntan a que la inflación cerrará el año al 2,25%, un cuarto de punto por encima de las previsiones anteriores. La cuestión está en si seguirá aumentando durante 2022, y a qué ritmo lo hará.


Entre tanto, el IPC de Colombia fue del 3,13 % en el primer semestre del 2021, un aumento de 2,01 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del año pasado cuando se ubicó en el 1,12 %.


"El comportamiento año corrido del IPC total en junio de 2021 se explicó principalmente por la variación año corrido de las divisiones Alimentos y bebidas no alcohólicas y Alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles", detalló el Dane en un comunicado. (https://www.efe.com/)


El Banco de la República (emisor) calcula que el IPC se ubique en un 2,33 % al finalizar este año.


Pero Qué es la inflación?


Por inflación se entiende el aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios en un país durante un periodo de tiempo, generalmente un año.

Este aumento provoca que con cada unidad monetaria se adquieran menos bienes y servicios, es decir, una pérdida del poder adquisitivo de la moneda, cuyo valor real como medio de cambio y unidad de medida de la economía disminuye.


El nivel de inflación se mide mediante el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que está formado por una ‘cesta’ de bienes y servicios que se entienden representativos de la estructura de la economía del país en cuestión.

La evolución mensual de estos precios se mide mediante una tasa, IPC o ‘coste de la vida’, que genera un índice anual que es la tasa de inflación.

En situaciones normales, esta tasa es de un dígito e inferior al 3%, lo que se conoce como inflación moderada.

El problema es cuando empieza a crecer a niveles de dos o incluso tres dígitos. En ese caso, los analistas hablan de ‘inflación galopante’, que pasa a ser ‘hiperinflación’ cuando el índice aumenta un 50% mensual (casi un 13.000% anual).

Los países que se encuentran en esta última situación (Venezuela, Zimbabue, la Alemania de la República de Weimar, en los años 20 del pasado siglo) sufren una devaluación brutal de la moneda, que pierde prácticamente todo su valor.

De hecho, en algunos de ellos se tuvieron que emitir billetes por valor de hasta un trillón de unidades monetarias para compensar la caída de la divisa.

Inflación y oro

¿Qué relación existe entre la tasa de inflación y el oro? En un reciente informe, publicado el pasado 21 de abril por el Consejo Mundial del Oro, este organismo abunda en la relación entre el metal precioso y este indicador económico.